Solidaridad. Se encuentra dentro de la familia de palabras de solidus, que significa “sólido”, “compacto”, “entero”. Supondría, como afirma Patxi Álvarez, “una implicación mutua, un compartir cargas y luchas, tomando por propias las ajenas”.

La solidaridad entendida seriamente no es un “tema de un programa”, ni una “actividad de temporada”, ni un “sentimiento compasivo”, ni siquiera una “materia transversal”. Es una manera global de situarse ante la vida, ante los demás seres humanos y ante el planeta mismo. Por ello, en el caso de que llegue a asumirse libremente, terminará afectando a todas las dimensiones de nuestra experiencia personal: percepciones, sentimientos, ideas y comportamientos. Configurará un talante personal que podrá concretarse en multitud de gestos e iniciativas.


Algunos pasos necesarios para vivir solidariamente:

  1. Hacernos conscientes de la realidad
  2. Cambiar de mentalidad
  3. Hacer algo práctico, progresivo y acorde con nuestras posibilidades
  4. Pensando en el futuro

SOLIDARIDAD EN EL NUEVO TESTAMENTO. LA TERNURA DE DIOS: MISERICORDIA, ÁGAPE Y KOINONIA

  • La Misericordia: acercar la miseria del otro (miseri) al propio corazón (cordia), dejándola descansar ahí. Este sentimiento agudo hacia la dignidad de las personas le hace a Jesús no pasar de largo ante las carencias de la gente, solidarizándose con su prójimo, dejándose interpelar y tocar, y movilizando su capacidad efectiva de ayuda. Así, la misericordia, la solidaridad, en Jesús va siempre unida a la justicia.
  • El Ágape: ¿qué tenía de nuevo este estilo de amor, de solidaridad? Amar lo no amable. Amor oblativo, lo que no tenía valor comienza a tenerlo porqué es amado, porqué importa a alguien. Amar sin medida, en Jesús vemos que la única medida es la desmesura, la generosidad infinita.
  • Koinonía: ésta aparece en el Libro de los Hechos en tres acciones solidarias: la comunidad de bienes, el servicio de dispensario y las colectas.

SOLIDARIDAD Y RETOS PARA HOY


Sin utopía es difícil mantenerse en la acción social, pero sin modestia y humildad se corre el peligro de llevar a las personas hacia el desencanto y la frustración. Conocemos demasiadas personas quemadas que se comprometieron socialmente, llenas de entusiasmo y buena voluntad, y acabaron decepcionadas ante la dureza de la realidad. Lograr una síntesis acertada entre estas dimensiones es el desafío mayor al que nos enfrentamos quienes creemos en este valor.





DIEZ PISTAS PARA INICIAR A LOS JÓVENES EN LA SOLIDARIDAD

  1. Dejarse tocar. Se aprende a ser solidario en la alegría y en el dolor compartido.
  2. Emplear el cine. Dejar resonar las experiencias, poniendo palabras a lo sentido.
  3. Emplear la música. Para despertar fibras muy profundas del interior, que tienen una enorme fuerza motivadora.
  4. Convertirnos en geos de los jóvenes, es decir, en personas que les dejan “a su aire” pero acuden en el momento preciso.
  5. Facilitar “espacios verdes” en los que los jóvenes puedan traer las experiencias vividas.
  6. Facilitar espacios para “otear” la realidad. Subir a las atalayas para ver en conjunto, para entender y reconocer cuáles son las causas que generan hoy desigualdad.
  7. Facilitar itinerarios espirituales para que los jóvenes puedan releer la experiencia desde la fe.
  8. Facilitar espacios para el humor.
  9. Facilitar espacios para probar. Ofrecer herramientas para aprender a situarse y crecer en el cuidado de los otros.
  10. Facilitar espacios para la reflexión.




  0 Comentarios
  
Dejanos tú actividad:

Nombre:

Dirección de E-mail:

Comentario:


Enlace :
( poner: http:// )  

Subir foto:

Subir documento:
 
 
 
En Red
Calendario

Sugerencias




ESCUELA DE FORMACIÓN Y ANIMACIÓN MISIONERA. 01/10/2009 Juventudes Marianas Vicencianas (JMV)
JUMAVI. 01/10/2009 Juventudes Marianas Vicencianas (JMV)
MIGUELI PRESENTA SU NUEVO DISCO. 03/10/2009 Migueli
Peregrinación Diocesana a Guadalupe. 09/10/2009 Sepaju Toledo

Comunidad :: Identidad :: Cuerpo :: Futuro :: Acompañamiento :: Interioridad :: Jesucristo :: Procesos :: Solidaridad